página inicio
    Iglesia de Higueruela

     La iglesia parroquial, ubicada  en la parte alta de Higueruela, entre los cerros La cueva del Gato y Santa Bárbara, es visible casi desde cualquier punto de el pueblo.

     El templo es obra de D. Lorenzo Alonso Franco, fue construida a finales del siglo XVIII, de estilo neoclásico. Siendo este arquitecto  realizador de otras iglesias en la provincia, entre ellas, la iglesia de la parroquia de Fuenteálamo,  Pétrola y Carcelén, la fachada de la torre de Alcalá, e intervino en la remodelación de la Parroquia de Santa María del Salvador de Chinchilla,  La iglesia de Higueruela se compone, esencialmente, de una nave y un gran crucero. La nave tiene cuatro tramos, separados por pilastras jónicas:

     El tramo de los pies corresponde al coro, antiguamente de madera, plano, apoyado sobre dos columnas sin capitel, jaspeadas.Los tres tramos restantes se estructuran con capillas-hornacina.
La cubierta es de bóveda de cañón, con fajones y lunetos; inexistentes éstos en el coro, solo dan luz los del tramo segundo desde los pies, siendo sus ventanas semicirculares las únicas que se acusan al exterior. El crucero juega con pilastras, jónicas también, dobladas en ángulo las que lo requieren. Los laterales del crucero son poco profundos, sobresaliendo, por tanto, poco al exterior y presentan bajo el entablamiento dos pilastras que dividen sus frentes en tres espacios: el central, por dos hornacinas superpuestas y los laterales, por sendas puertas adinteladas; el arco superior tiene ventana semicircular, que se acusa al exterior Se cubre el centro del crucero con rebajadísima cúpula sobre pechinas, pintadas éstas con las imágenes de los cuatro evangelistas.

     El tramo del fondo (la capilla mayor) es más profundo, con bóveda de cañón, dos lunetos y dos capillas-hornacinas a cada lado.

               

     La nave de la derecha está ocupada por la  sacristía. Una puerta lateral comunica esta nave con el antiguo cementerio. El conjunto en su exterior ofrece un aspecto macizo que es habitual en las obras de Lorenzo Alonso, con remate en cornisa y paramento de mampostería con esquinas en sillería.

     Entre las obras artísticas que se conservan en el templo, cabe destacar una imagen de San Antonio de Padua de Roque López y la imagen gótica renacentista de Santa Quiteria “La vieja”.

     La parroquia de Santa Quiteria fue considerada como filial de la de Chinchilla. Fue Melchor Garrido el maestro aparejador de la iglesia, y en la obra se empleó la madera sobrante de la iglesia de Fuenteálamo. Se pagaron a Lorenzo Alonso 1.780 reales por sus dietas "en los tres viajes que hizo al reconocimiento de la obra, y planos de la misma" y se hizo "una pintura de la santa titular y su marco dorado"., no conservada, que con el porte costó 1.725 reales. Al exterior, la fachada principal, a la que se accede por una gran escalinata; en la parte central, la cornisa que sobremonta la puerta adintelada descansa en dos ménsulas alargadas y sobre esta portada se dibuja un espacio cuadrado y rehundido, enmarcado por lisas bandas de sillar. Hay otro acceso al templo, sencillo, en el lado del evangelio, abierto a lo que sería la segunda capilla-hornacina de la nave; junto a él se levanta la torre. El exterior, aparte de las construcciones adosadas al crucero, sin mayor interés, ofrece el aspecto macizo que es habitual en las obras de Lorenzo Alonso, con remate en cornisa y paramento de manipostería con esquinas de silleria. La  nave central la preside un retablo construido en el año 1958, que sustituye al original.  Adosadas a esta nave central se abren capillas laterales rehundidas, la capilla de la izquierda en su planta baja está habilitada como una pequeña capilla, para el culto diario, esta capilla está presidida de forma alternativa un año por la imagen vieja de nuestra patrona Santa Quiteria y al año siguiente por la nueva imagen. Junto a esta se encuentra el campanario con base cuadrada que da cobijo a tres campanas y los restos de un antiguo reloj.

    IMAGENES:

     En la primera capilla-hornacina, a la izquierda, se encuentra la imagen de San Blas y en la de enfrente, la imagen de San Juan Bautista.

     El segundo tramo, en la parte izquierda está la puerta habitual de entrada al templo, con una mampara de madera, acristalada en su parte superior; en la parte derecha, la estatua de San Antón y, sobre ella, un cuadro donado por los Marqueses de Pescara.


    El tercer cuerpo lo ocupan, a la izquierda, una imagen del Sagrado Corazón de Jesús y una donación reciente de la imagen Virgen de los Desamparados; la capilla derecha la preside San Antonio de Padua.

     En el crucero, a la izquierda, la capilla inferior la ocupa la imagen de María Auxiliadora y, la superior San José. (Cada seis meses, también tiene aquí su espacio la imagen de La Virgen de Fátima); a la derecha, la imagen de la Inmaculada ocupa la capilla inferior y San Isidro Labrador, la superior.
      Adosado a la pilastra primera derecha del crucero existía un púlpito, que fue derruido sobre el año 1970, cuando se instaló en la iglesia un equipo de megafonía.
      En la pilastra segunda derecha del crucero se encuentra la imagen de Cristo Crucificado.
 En el último tramo o capilla mayor están, a la izquierda, la imagen de El Nazareno y, a la derecha, la de La Dolorosa; en el Centro y presidiendo el altar mayor, la imagen de Santa Quiteria (cada año se alternan sus imágenes “La Nueva y La Vieja) y a ambos lados, dos pequeñas imágenes de La Virgen del Carmen y La Virgen del Pilar.

Antonio Mínguez / José Copete.

Bibliografía:Arquitectura de la Provincia de Albacete de Luis G.Garcia Sauco, José Sánchez y Alfonso Santamaría.

©Higueruela,mi pueblo
Volver a: