gala2.gif (49927 bytes)

guitarra.gif (5894 bytes)

Reportaje deJrico2.jpg (30284 bytes)

Jricon.jpg (4539 bytes) Fotos: A. Maestrini

SABINO SALMERON
CIPRIANO CANTERO
JUAN RAMON PARDO
COLABORADORES
VILLANCICOS 2000-2001


Esta página está dedicada a la memoria de mis compañeros Sabino y Cantero. Ellos nos dejaron para siempre pero la música que hicimos juntos perdudarará. Estamos trabajando para digitalizar algunas de esas grabaciones artesanales para ponerlas en esta página y así recordar a estos grandes músicos.

La larga tradición por la música de bandurria, laúd y guitarra tuvo en nuestro pueblo unos últimos bastiones en tres entusiastas bien conocidos por todos: Sabino, Cantero y Juan Ramón. En 1991 formaron un trío que posteriormente fue bautizado como "Las Tres Cepas", nombre decidido de forma unilateral por Cantero tras reflexionar 5 segundos justo antes de una actuación cuando se le preguntó cual era el nombre artístico del trío.

trescepas.jpg (31926 bytes)

Sabino, Cantero y Juan Ramón
junto a un joven aprendiz

Desde entonces se dedicaron a recopilar y mantener viva parte de nuestra herencia musical, escribiendo las partituras de las mazurkas, valses populares, el "pisaúvas" y la "Jota de Fuentealbilla". En su repertorio figuran igualmente conocidos pasodobles, tangos, boleros, etc... Además, recuperando costumbres de antaño, no era raro verles presentarse en casa de alguien de forma inesperada para amenizarle la tarde a cambio de una merienda. Junto a otros colaboradores y el coro de mujeres, pudimos verles incansablemente todos los años tocando los villancicos populares en las fiestas navideñas.


SCJconcierto.jpg (66231 bytes)

Las Tres Cepas en concierto en 1993

Sabino Salmerón (guitarra)

Su verdadero nombre de pila era Benito. A sus espaldas toda una vida dedicada a la música pues aprendió a tocar la bandurria "con pantalones cortos", según sus propias palabras, con el mítico "Sebastián el de las Guitarras". Por entonces ya tocaba con un tal Cipriano Cantero, quien acababa de ponerse a tocar la bandurria a su regreso de la mili. Pero además por aquel entonces Sabino formaba parte de la banda "La Armonizadora" en la que tocaba el Bombardino.

Sabino961.jpg (131112 bytes)

Sabino con su guitarra en 1996

Posteriormente aprendió a tocar la guitarra, instrumento que tocaba un hermano suyo (Pepe) que por desgracia murió joven. En la década de los 70 Sabino formó parte del grupo "Los Dandys", en el que tocaba la guitarra eléctrica, paseándose por infinidad de verbenas populares. Su labor con la guitarra, con la que era capaz de seguir a Cantero en cualquier tipo de tonalidad o ritmo, lo convertín en el verdadero motor de "Las Tres Cepas". Sabino tocaba ademá el laúd y la bandurria con la misma soltura. Con su muerte el pasado 9 de Marzo de 2001 una buena parte del alma musical de Fuentealbilla se ha ido para siempre.

Cipriano Cantero (bandurria)

Cantero.jpg (30034 bytes) Cipriano Cantero bebiendo del porrón

Cipriano Cantero aprendió a tocar la bandurria de forma autodidacta. De pequeño se fijaba en su padre, Cantero el viejo, quien era famoso en Fuentealbilla por su maestría con la Bandurria. Ahí aprendió todo pero no fue hasta su regreso de la mili que pudo empezar a tocar el instrumento que tanto le gustaba. El motivo fue que volvió con una rotura en un pié, lo que le obligó a estar en casa durante varios meses. Entonces se hizo con una bandurria y empezó a tocar. Desde entonces Cipriano ha sido un entusiasta de éste instrumento. Ha tocado durante décadas en reuniones caseras, en la iglesia, con el grupo de coros y danzas, etc... Aunque no sabe solfeo, en su memoria guarda las notas de centenares de piezas. Su oido es portentoso, así como su sentido del humor. En una ocasión tocó un concierto junto a Sabino y Juan Ramón y pidió un atril también para él en el que colocó un misterioso papel simulando que se trataba de una partitura. Luego resultó que era un pedazo de sobre en el que había apuntado el tanteo de su partida de dominó de ese mismo día.

Juan Ramón Pardo (laúd)

Juan Ramón Pardo aprendió a tocar el laud con D. Juan Miguel Contreras, profesor del Colegio "Cristo del Valle". Formó parte de la rondalla escolar entre los años 80 y 82. Posteriormente abandonó éste instrumento durante bastantes años al dedicarse más de lleno a su actividad en la Banda de Música, en la que ha tocado sucesivamente la trompeta y el fliscorno.

jrpardo.jpg (21177 bytes)

Juan Ramón durante un concierto de "Las Tres Cepas"

En 1991, maravillado ante la sencillez y belleza de la música de Sabino y Cantero, decidió retomar el laúd y unirse a ellos para aprender algo del folklore popular. Siempre ha estado motivado desde entonces por preservar grabaciones y partituras de una música que corre el riesgo de caer en el olvido.

COLABORADORES
Andrés Montero "Marquitos", músico entusiasta más conocido por su labor con el bombo en "La Armonizadora", también se le puede ver tocar la guitarra (que aprendió de Sabino) cada Navidad con ocasión de los Villancicos. Destaca también su faceta de cantante.

Coro Parroquial, compuesto fundamentalmente por mujeres, es el alma de los villancicos un año tras otro.
En ciertas ocasiones otras personas colaboran con "Las Tres Cepas". Ellos son:

Juan "El Poeta", conocido guitarrista y romancero que es, además, nuestro especialista local en acompañamiento de cante flamenco. Su actividad como escritor de romances populares es bien conocida, sobre todo en su cita anual con el "Romance de los Quintos". Escribe sobre todos los temas y a veces pone música a alguno de sus romances, como aquella canción famosa en la que narra la explosión de una lata de fabada que fue olvidada encima de la estufa en el antiguo Bar "El Pajarillo" y que acabó poniedo perdidos de habichuelas a los presentes.

"El Chusco", una de nuestras voces más importantes, especialista sobre todo de flamenco y pasodobles. Durante muchos años ha sido inseparable de Juan "El Poeta" y a veces ha cantado también con el acompañamiento de "Las Tres Cepas".

Gabriel "El Alpereño", otro cantante de voz más grave y de gran técnica, especialista sobre todo en boleros y tangos. Junto a "Las Tres Cepas" canta bellas versiones de los famosos boleros "Mi Niña Bonita" y "Camino Verde".

Fernando Rodenas, otro alumno de D. Juan Miguel Contreras, aporta su colaboración cada año con motivo de los Villancicos Navideños, al igual que su hermano David Rodenas. Ambos tocan la bandurria.

Felipe Medina, también de la escuela de D. Juan Miguel, acude puntalmente a la cita navideña con su laúd año tras año.

Augusto Arjona, un experimentado intérprete del laúd que aprendio cón "Sebastián el de las Guitarras" y que durante décadas se ha dejado oir en rondas, reuniones caseras, en Navidad y con el grupo de coros y danzas.

Joaquín "el de las guitarras", hijo del legendario Sebastián "el de las guitarras", se une a veces con las tres cepas durante sus visitas veraniegas. Como guitarrista, era un apoyo imporatnte para Sabino.

VILLANCICOS 2000-2001

Nuestros interpretes locales de musica con bandurria, guitarra y laúd os invitan a participar o al menos escuchar una de nuestras tradiciones de siempre: los villancicos populares. Muchas de estas pequeñas piezas musicales son conocidas a nivel comarcal, nacional o incluso mundial, pero algunas de ellas son únicas y exclusivas de nuestro pueblo. Son parte de nuestra herencia cultural y es casi un deber revivirlas cada año.

Podéis oir los villancicos en las misas del Gallo (Nochebuena a media noche), Navidad, Año nuevo y el día de Reyes.

Son muy famosos para todos, pero os recordamos los títulos de los villancicos que componen el repertorio navideño en Fuentealbilla:

Pastorcitos de Judea
La Virgen Lava
Soy un pobre Pastorcito
Chito Chito
Los Pastores y Zagalas

El Aceitunero
Venid Pastorcitos
El Tamborilero
Villancico de Triana
Vamos Pastores vamos
Chiquito Chiquitín
Alegría Alegría
Zambomba
El Rey de los Pobres

Como veis, muchos villancicos dedicados a los pastores como no podía ser menos en un pueblo de La Mancha.

Comentario

Entre todos los villancicos hemos seleccionado uno para comentarlo. Se trata de Chiquito Chiquitín, uno de los más nuestros pues fué compuesto expresamente por el Maestro Honrubia, director de "La Armonizadora" para ser interpretado en la iglesia de nuestro pueblo hace más de cuarenta años. Se trata de una bella pieza escrita en forma de canción de cuna. Comienza con unas largas notas de laúd y guitarra que dan paso al coro y a todos los instrumentos en el típico ritmo de 6/8, el de muchos otros villancicos.

"Chiquitito, chiquitín,
en un misero portal,
entre nieve y sobre paja,
el Niño dormido está"

Con estos versos se abre la bella melodía. Posteriormente la música se vuelve más íntima cuando la Virgen misma se supone que canta el famoso "Al arrurrú, duermete Niño". Finalmente, en el tercer pasaje viene la inevitable llamada a los pastores: "Venid Pastorcitos; venid a adorar", con la música volviéndose de nuevo alegre y con la participación de todo el coro que, a continuación, retoma en un "tutti" el tema principal.

En suma, el maestro Honrubia nos dejó una sencilla y bella canción que desde que fu&eCUTE; compuesta nunca ha faltado en el repertorio navideño.