x   página inicio
   

Año 1997
RESUMEN DE LAS FIESTAS DE MAYO.

Crónica publicada en el periódico Stizerola

      La Comisión, cansada pero invencible, con la misma ilusión con que empezó su andadura cuando allá por el primer domingo de agosto de 1996 prendió fuego a la traca en las fiestas de verano en honor  a Santa Bárbara, acompañando a Pepe Tortosa en ese cometido, que ya es una obligación para él; hasta esta última verbena celebrada el día 31 de mayo, ampliando en una semana más la celebración de nuestras fiestas mayores en honor a Santa Quiteria, por causa de la lluvia del último día de las fiestas, da por concluida su labor y entregamos el testigo a la nueva comisión, para que tenga el honor de intentar hacer unas fiestas del año 1998, que las recordemos siempre.
      Es el momento de hacer un pequeño balance o repaso a todos esos pequeños acontecimientos vividos durante el tiempo que ha durado esta comisión. El balance que pretendo explicar no es económico, para ello tenemos nuestro propio jefe de finanzas (Juan-José del Rey) que, cuando llegue el momento, nos dirá cuanto se ganó o se perdió.
      Como casi todos conocéis, la comisión la formamos los nacidos en los años 1949 y 1950. El motivo de unir dos quintas es sencillo de explicar, con los nacidos en un año, parece que era imposible llevar a cabo con garantías los distintos trabajos, por ello la fusión y el consiguiente grupo ya más numeroso.
      Al ser tantos comisionistas, los trabajos se hacían en seguida, como preparar los elementos necesarios para celebrar los bailes, colocar sillas vendar tiras, que por cierto este año hemos tenido dos sorteos menos que años anteriores, para que todos ustedes descansaran del bombardeo de tiras. Las dificultades venían a la hora de intentar organizar cualquier celebración. Existiendo tantos puntos de vista distintos como personas asistentes a las reuniones, resultó difícil ponernos de acuerdo, incluso en algunos puntos fue imposible tal pacto, y se perdió la ocasión de llevar a cabo algunos proyectos.
      Conforme la comisión avanzaba, nos hemos visto arropados y ayudados en nuestra labor por unos quintos que, estando fuera de la localidad, han intentado venir con más frecuencia, participar y ayudar en los trabajos con gran mérito por su parte.
      Lo más destacado, durante este año, y que me ha sorprendido gratamente, es el apoyo que hemos tenido por parte de todos nuestros paisanos, unos como espectadores y otros como miembros activos; cabe recordar la celebración de “Noche de Estrellas”, en un día de frío increíble y con las calles llenas de hielo, pues se nos quedó pequeño el salón de actos, y fue tal la cantidad de participantes, que nos obligó a poner un tope de dos canciones por artista.
     Los niños, preparados por un grupo de jóvenes, nos deleitaron con sus gracias en el “Festival Infantil”, y al igual que años anteriores, se repitió su actuación. Ese segundo día, añoramos el no tener aún un lugar más amplio para esas celebraciones.
      Los bailes han sido nuestro gran fracaso, tanto en verano, al aire libre en el auditorio, como en invierno, celebrados en el  salón de actos del Ayuntamiento, todos han estado faltos del calor humano. Esto hace pensar que quizás son actos que se deberían dejar de celebrar durante un tiempo, o por el contrario, si el pueblo necesita organizarlos para dar una imagen hacia el exterior de “movida” y de una comunidad con ambiente, que asuma el costo total el Ayuntamiento y los deje gratuitos.
      La elección de damas, tanto infantiles (en el colegio y mediante sorteo) como juveniles (por medio de citación de esta comisión), siempre lleva consigo el tener que dejar alguna persona fuera, con la consiguiente y lógica desilusión en aquellas que no han sido elegidas.
      Para la presentación de damas, aprovechamos el segundo día del festival infantil, pretendíamos que no fuera un acto frío y que el  público las arropara, así fue, con el salón “de bote en bote” y casi ahogándonos de calor presentamos a nuestras paisanas.
      Coronación, éste es el acto más colorista, el que con más mimo e ilusión preparamos entre todos. Toda la comisión participó de forma activa en este evento, quisimos homenajear a nuestras damas y casi todos los presentes subimos al escenario para, de alguna forma, darle toda la importancia que se merecía. Una noche que, me imagino, guardarán en su corazón las damas con un grato recuerdo. Como ya es costumbre que se viene arrastrando de años anteriores, las damas no quisieron elegir entre ellas una reina, de esta forma tuvimos seis reinas y seis damas al mismo tiempo.
      Y por fin llegaron las fiestas de nuestra querida QUITERIA. Nuestra patrona se merece tanto, que nunca serán unas fiestas lo suficientemente buenas.
      Desde el día 21 a las 12 hasta el 25 por la noche, para los comisionistas comenzó nuestro trabajo de lleno. Nuestro lema ha sido: “TODOS A TODO”.
      No hay tiempo para dormir y tampoco para comer, todos los días terminas a las 6 de la mañana y a las 9 ya tienes que estar de nuevo en la brecha.
      De las fiestas todos los actos son importante, las dos procesiones con las imágenes de nuestra querida Santa Quiteria “La Vieja” y “La Nueva” cruzando las calles de nuestro pueblo, la emoción y algunas veces llanto, cuando una vez dentro de la iglesia la banda de música desgrana los primeros acordes del himno a nuestra patrona, nuestros corazones se oprimen.
      El pregón y nuestro pregonero este año Honorio Marín, con el que vivimos unos momentos de recuerdo y añoranza, representó a ese grupo numeroso de personas que, por distintos motivos, tiene que vivir fuera de nuestras tierras, pero mantienen sus raíces en Higueruela, y, también a toda una familia la familia MARIN.
      Los desayunos populares, el primero en las cuestas donde todos los vecinos se desviven por hacernos unos huevos fritos con ajetes, regados con el generoso vino de la Cooperativa, dicho sea de paso nuestro mas altruista colaborador. Los gazpachos del segundo día, con el cada vez más importante y valorado trofeo para los ganadores del concurso de “viudos” y “con carne” al que este año se presentó una nueva modalidad de dudoso futuro, la de “gazpachos con pescado”. Y el chocolate que nos hace la María de Pela con madalenicas del pueblo "pa" chuparse los dedos el tercer día.
      La Charanga, alma de nuestras verbenas populares, ha tenido la virtud de contactar con la gente mayor y, lo que era más difícil, con los jóvenes. Era impresionante ver bajar y subir nuestras empinada calles, repletas de mozos y mozas cantando canciones, como por ejemplo “Marieta, Marieta no me toques la br……  La cuerva, asesorados por Costa (Constantino Mancebo), que el primer día nos enseñó los trucos para su preparación, cacahuetes y altramuces, acompañados de aceitunas, dieron color a nuestras verbenas.
      El concurso de pintura infantil y la exposición de juguetes nos dio un toque cultural y de sosiego.
      Puedo escribir páginas y páginas sobre estas fiestas vividas con la ilusión de haber participado por primera vez desde la comisión, pero debo cortar ya.
       Para que no se me olvide nadie de los que nos ayudaron a conseguir nuestro objetivo, que no era otro que estar al servicio del pueblo, solo tres palabras: GRACIAS A TODOS.
Antonio Mínguez 1997.


Portada del programa de las fiestas patronales de mayo 1997.

© Higueruela,mi pueblo Volver a: comisiones fiestas de mayo resumen 1997 inicio