página inicio
   

CONCURSO DE RELATOS FUENTE DEL RINCON 2006

CRÓNICA PARA UN CERTAMEN
"Fuente del Rincón"

   Hace un año, por estas fechas y fuera del plazo establecido para concursar vi un folleto anunciando el certamen literario "fuente del Rincón", titulación acertadísima por los responsables de organización.

   Hoy me sumo a los concursante con la finalidad de compartir los acontecimientos culturales de Higueruela, y así, colaborar en el enriquecimiento y divulgación de costumbres tan atractivas y merecedoras del buen hacer de sus patrocinadores.

   Así pues, sin pretensiones de alcanzar galardón alguno, si en cambio, quiero forzar a mi humilde pluma a transcribir lo que los corazones de todos los que te conocemos sentimos por ti, porque tú, Higueruela eres fuente depositaria de los valores de quienes compartimos el origen de tu cuna.

* * *

   Si iniciamos un recorrido por la geografía local comprobamos que, la Villa cuenta con diversos y variopintos rincones merecedores de figurar en nuestros relatos, como pueden ser el rincón del Blando, de la Tana, del tío Luis, de la Juana, etc. Pero, ubicados en la misma cordillera del "Rincón de la Fuente" hacia el Oeste, nos encontramos con el rincón del Sastre, de Víllora, de Juan Ramón, del Catalán, del Quilín y, ya en el límite de Hoya Gonzalo con el rincón de Cádiz, todos repetimos, merecedores de ser citados por la belleza de sus agrestes paisajes.

   Desde el punto de vista humano, nuestra Fuente del Rincón fue punto de encuentro de tantísimas e innumerables promesas de amor, pues allí concurrían los novios e invitados a la boda una vez finalizado el convite nupcial y que tú, Higueruela, dueña del encanto de tus rincones guardas celosa cual sueño de enamorados. Naciste en el seno soberano de un rey -Carlos IV-, y eres tan higueruelana que hasta te amparas en el patronímico símbolo de la higuera silvestre que te cubre y protege, siendo a la vez , manantial de vida de los trashumantes ganados que conducidos por pastores que de otras tierras procedían, acudían a beber el néctar de tu acogedora hospitalidad.

   Si iniciamos nuestra andadura a partir de la precursora Stizerola y su supuesta relación con la ilación y amojonamiento de los Obispados atribuidos a Wamba (siglo VII), pasando por aquellos parajes denominados las Ygueruelas y posterior aldea y, cuando los mozos de Bete subían a tu lugar a solazarse con tus festejos populares en las celebraciones de las fiestas patronales de Santa Bárbara la Vieja y San Antonio de Pádua, hasta que en 1706, se menciona a la ya Santa Quiteria como patrona de la aldea de Ygueruela, tu gesta nos trae el recuerdo de épocas pretéritas y actuales. Por todo ello, Higueruela, estás en nuestra memoria uniendo el pasado y el presente. Tampoco pueden relegarse al olvido aquellos que un día hubieron de cambiar de aires en busca de mejoras que les permitiese hacer frente a las necesidades de la vida, sin omitir a esos otros que al hallar bajo tu techo las adecuadas condiciones socio-económicas te eligieron como morada habitual.

   Por tanto, mi participación en esta singladura no es un evento más, es otra forma de expresión en la que, con estos breves retazos de nuestra historia he querido tomar parte en el rendido homenaje de quien como al decir del proverbio -Se hace preciso beber de tus buenas fuentes para conocer la virtud de tus obras-

Autor (J.B.)
0366

© Higueruela,mi pueblo Volver a: resumen 2006 inicio