página inicio
   

SEBASTIÁN PÉREZ "PIRLE"

Perfil personal

Sebastián Pérez "Pirle" es un hombre afortunado. Nacido en Higueruela en el año 1907, tiene el placer de, ahora mismo, en el año 2004, estar conviviendo con sus hijas, nietos y biznietos. Y esto es algo que muy pocos llegan a conseguir, pues Sebastián cumple en junio, ni más ni menos que 97 años.

Hombre de campo, trigo y cebada, arena, piedra y cemento, sangre, sudor y lágrimas, sus manos y su rostro son testigos de una larga vida de duros trabajos en inviernos muy fríos y veranos sofocantes, y siempre bajo el yugo del más infernal de los horarios: de sol a sol.

En su gran camino por la vida le acompañó alguien que hace muy pocos años que nos dejó, su esposa Consuelo. Mujer de pequeña planta pero de gran porte y fuerte personalidad. Con una inquebrantable fuerza de voluntad que le sirvió para poder sacar adelante una familia de cuatro hijas en unos tiempos difíciles y en un lugar de La Mancha llamado Higueruela.

Sebastián ha tenido en Consuelo a su mejor aliada, un torrente de fuerza que le infundía voluntad, empuje y valor, algo que en su día hizo que entre ambos surgiera la llama del amor.

Orgulloso de su vida, Sebastián nunca se cansa de narrar con la cabeza muy alta, cientos de anécdotas y humildes historias de gentes que conoció, pastores, labradores, señores y caciques. Historias de grandes nevadas y fríos extremos. Episodios de la cruda y fratricida guerra civil que también le arrancó unos valiosos años. Guerra que le llevó muy lejos de su pueblo, por montañas, ríos, pueblos y ciudades, y que finalmente, por no estar en el bando de los vencedores... le llevó a conocer las frías paredes y rejas de una cárcel, y a realizar duros trabajos sin ninguna compensación.

Su especial personalidad y el que siempre se haya rodeado de buenos amigos, hoy casi todos desaparecidos, denotan que las relaciones con la gente han sido muy importantes para él.

Hace ya muchos años que dejó su pueblo para marchar a vivir cerca de sus hijas, en Ontinyent (Valencia), su segundo pueblo. Aunque, los que le conocemos, sabemos que realmente nunca ha dejado Higueruela. Su mente y su corazón no han llegado a dejar su casa de la calle de Abajo ni las tertulias en la plaza del Olmo.

Acompañado por sus hijas, María, Ana, Amelia y Rosa, y por algunos de sus nietos y biznietos, todos los años visita su pueblo, que es también el de sus hijas, y pasa un día entero haciendo visitas a amigos y conocidos, gentes que sonríen cuando le ven, pues ven en él parte de su historia y la historia de su pueblo y sus familias.

Hombre sano, fuerte, amante de la lectura, los toros y... las mujeres, no pasa ni un día en que no lea su periódico o le dé un repaso a un libro de historia de España, sentado en un banco o en un sillón de casa, a veces recordando buenos y malos momentos, recordando su pueblo, y pensando que, a pesar de todo... es un hombre afortunado.

Colaboración enviada por Chelo (01/03/2004)
Hola soy Chelo, vivo en Ontinytent (Valencia), y hace poco que descubrí vuestra web.
Conozco Higueruela desde pequeña, ya que mi familia materna es de ahí y todos los años he ido a veranear.
La colaboración que os envío es muy especial para mí, pues se trata de las dos personas que me han inculcado el cariño que hoy siento por Higueruela, y que me hace volver año tras año allí.

El personaje es mi abuelo Sebastián, más conocido por la gente mayor del pueblo como  "pirle". Creo que es algo que tenía que hacer, pues el es la persona que todavía hoy, a sus 96 años (totalmente lúcidos) no se cansa de contarnos historias y más historias de su pueblo como el lo llama.

Estoy intentando recopilar, alguna de las historias que más me han impactado a mí, cuando tenga preparado algo ya os lo comunicaré.

El trabajo está en una página Web personal, podéis añadir el link en vuestra página, o, descargar el documento y diseñarlo vosotros. Como queráis.


2004 xx

©2004 Higueruela Volver a: Personas Apodos Colaboraciones inicio