página inicio
   

Año 1984.
Crónica de las fiestas patronales.
FIESTAS Y FRIO.

...... Tarde del día 21. Ya tenemos aquí las Fiestas y de estrena, nada. Pantalones, zapatos y jersey de invierno, porque el frío que hace se las trae.
     Hoy se estrena el Himno que han compuesto entre D. Cándido, el párroco y Tomás el músico. Algunos tememos que no quede muy bien ya que solo se ha ensayado dos tardes y la mitad del coro no ha acudido. Sin embargo, la cosa resultó que ni pintada: Se oía poco, pero todos nos emocionamos ante la ilusión y las ganas con que se cantaba, además del buen acompañamiento musical. Esto era después de la ya tradicional y emotiva ofrenda de flores a la patrona. Después, y a la salida de la iglesia, la gente comentaba la buena idea que había sido esto del himno a Santa Quiteria. 
     Sigue el frío y hay que recorrer las calles. ¡Pobres músicos! La que les espera como el tiempo no aclare.
     La mejor engalanada, a juicio de los emisores del veredicto, la calle Mayor. Así que vamos de verbena popular allí, donde nos reciben con cuerva, habas, magdalenas, etc.
     ¡Pero cómo puede uno acudir a tantos sitios! Acaba de terminar la actuación del Grupo de Danzas de la Asociación Cultural en el cine. Y me agarro un buen berrinche porque no me había enterado.
     Por la noche, durante el castillo y la hoguera ¿Digo hoguera? Si no llegó a prendérsele´. por la lluvia caída, corre un vientecillo que corta el "cutis". Los músicos, entre trueno y trueno de carcasas, se frotaban los brazos y tiritaban como benditos, pero allí aguantaban con un estoicismo ejemplar por lo que se les podía perdonar que, a la retirada, las notas, mas que tales, fuesen como estertores al ritmo de los tiritones.
     Un par de copas, y ya está bien para la víspera. A dormir y quiera Dios que mañana haga mejor día. 
     Tachín, tachín, tachín ... ¡Vaya Despertá de frío! Me entero que hay huevos con ajetes y vino del pueblo en la calle Ramón Franco para que almuerce todo aquel que se encuentre en condiciones a hora temprana. Y digo esto porque en la noche del 21 el baile acabó a las 5 de la mañana y un rato después los cuerpos no estaban para muchos huevos. De todos modos, en el almuerzo había juventud y con buenas ganas, pero ¡Con qué cara, madre mía! Y esto que no hemos hecho más que empezar.
     Después vamos a recoger a la Reina y Damas, y ¡lo que faltaba!, se pone a nevar. Así que la madre de la Reina, viendo el plan, nos saca un chocolate calentico y unas magdalenas para que se vaya soportando. Ahora, a por la Santa, que se hace la hora y parece que "escampa". En la procesión con Santa Quiteria parece que no va mal la cosa cuando, de pronto, se oscurece el cielo y ya tenemos el agua. Apuramos en paso, pero la lluvia arrecia Algunos dicen de entrar en cualquier cubierto, sin embargo los portadores son duros, y ante la "espantá" deciden acortar el recorrido y rapidicos vuelven a la iglesia. Mientras tanto, la Reina y Damas, detrás de la imagen, aceptan cualquier paraguas que se les ofrece. Misa a las doce, y seguimos comiendo: Toca el vino de honor. Este año en el Ayuntamiento, ya que con muy buen criterio parece ser que se ha acabado con las comidas en toda regla y se va a dar un vino-aperitivo más acorde con el significado. ¡Muy buena idea!
     Todo queda muy bien y además hay entrevista en directo para la reestructurada emisora de Almansa con la Reina, Alcalde y Concejal de Cultura, que invitan a todos los oyentes a nuestra estupenda fiesta.
     El programa está muy cargado y la siesta tiene que ser corta. Toca Carrera ciclista y como gran estrella, Paco Mancebo, el chiquillo de Bernabé que nos ha prometido hacer todo lo que esté en sus manos (mejor dicho en sus piernas), para dar una satisfacción a sus paisanos. Comienza la carrera y salen hacia la Hoya. Hasta que vuelva a pasar, todos al bar a tomar algo que caliente. "¡Que vienen, que vienen!" nos dicen. Y ¡Que alegría más grande!, porque entre los escapados va nuestro corredor local. Le animamos de corazón.
     En la bajada de la "Calicata", se dejan los compañeros de escapada a Paco que intenta contactar con ellos haciendo un gran esfuerzo. Los otros son de más peso y todo es bajada hasta la estación de Bonete.
     ¡Que buen negocio es esto del frío y que pasen tantas veces los ciclistas. Pues ya es la cuarta vez que entramos en el bar! Sería cuestión de plantearles a los baristas que colaboren con algo en estas carreras, ya que para ellos siempre hay "prima". Pero al fin y al cabo no es esta nuestra labor.
     Llegan los dos escapados. Nos entra la duda de si el resto del pelotón habrá cogido al paisano. Por fin le vemos aparecer en solitario por la curva de la Fábrica. Agotado, pero ha conseguido u excelente tercer puesto., por lo que todos le felicitamos efusivamente.
     ¡Arrea, qué tarde se ha hecho! Y el rollo sin recoger. Bajo al jardín y me toca un rollo excelente, pues a pesar de ser tarde, puedo elegir ya que sobraron bastantes. Las goticas y el frío hicieron que no fueran muchos los que acudiéramos al reparto.
     Seguimos con verbena en la calle Ramón Franco-Santa Quiteria, segundo premio de engalanamiento. Con buen ánimo, cuatro pasodobles, cuatro chatos y un puñado de habas, se pasa de miedo. ¡Hay que ver qué buena voluntad la de los vecinos ofreciéndolas!
     Miércoles 23. ¡Que si quieres arroz! De buen tiempo, nada de nada, así que estrenaremos la ropa en agosto.
     Por lo pronto, me voy al concurso de gazpachos ¿Sabéis que fuimos los pioneros en estos menesteres?    En el año 1979 empezamos con ellos y ahora se ha generalizado esta buena costumbre. Cuchara en ristre, bota al hombro y a catarlos. Todas las sartenes están a punto y se hace difícil la elección pero otro año más gana Elia, la mujer de Navarro.
     Al acabar, con el estómago lleno, los aficionados a la bolea se largan al camino de la Cañada para ver el concurso.
     El día transcurre tranquilo y casi en familia hasta la tarde, pues con esto de caer las fiestas entre semana, no son muchos los visitantes.
     Por la tarde, la procesión de Santa Quiteria la Vieja", con asistencia masiva de incondicionales de su devoción, se celebra con mejor tiempo y sin los sobresaltos de ayer.
     Esta tarde también ha habido tiro al plato, pero yo preferí quedarme descansando y así evito discusiones.
     Aunque la verbena toca hoy en la calle Benjamín Palencia (el rincón de la calle Generalísimo) no se hace porque solamente hay dos vecinos para decidir, y si han de invitar al pueblo, aunque solo sea a vino, ¡Van arreglados los pobres!
     Voy al baile por la noche, y también han cambiado de conjunto. Además, mañana, otro distinto. Esto parece más un concurso de grupos que otra cosa, ¡Menudo bollo para los músicos, cuando acaban a las cinco de la mañana y se tienen que poner a desarmar el tinglado y sin la solución de dormir en la "Posada de Mate". ¿No sería más racional y económico contratar uno o dos para todas las fiestas?. Pero hay directores, que dirijan.
     Jueves 24.¡Buen comienzo! Chocolate y madalenas para el desayuno, en el jardín. Como el frío no cesa, no hay gran aglomeración, pero la clientela no para de llegar y nos "zampamos" ochenta docenas de madalenas, se nota que, aunque algo cansados, el apetito no se pierde.
     Ya, por ser el último día, pocas cosas más, ya que de nuevo el tiempo inclemente hizo que se suspendieran, mejor dicho, aplazaran las cucañas. entrega de premios y concursos programados.
     Con una traca final y abundante disparo de cohetes desde el cerro de Santa Bárbara se puso punto final a las fiestas de este año que nos dejaron un poco tristes pero resueltos a que aumente la ilusión en nuestras mentes, busquemos la manera de hacer las próximas al menos tan bien programadas como éstas y contando con todos: los que aquí quedamos y los que aquí venís.

¡FELICES PROXIMAS FIESTAS!

El Sr. Alcalde nos ha remitido una nota en la que hace público su agradecimiento a la Comisión de Fiestas 84 por su interés y su buen hacer.
Texto sin firma de su autor.

 

© Higueruela,mi pueblo Volver a : comisiones Fiestas de mayo inicio